Síguenos Inmobiliaria Milagros Fernandez + 58 04123605721


Instagram Instagram Save to Foursquare

sábado, 14 de mayo de 2016

Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el nombre del Señor

Salmo 113(112),1-2.3-4.5-6.7-8.
Alaben, servidores del Señor, 
alaben el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor, 
desde ahora y para siempre.

Desde la salida del sol hasta su ocaso, 
sea alabado el nombre del Señor.
El Señor está sobre todas las naciones, 
su gloria se eleva sobre el cielo.

¿Quién es como el Señor, nuestro Dios, 
que tiene su morada en las alturas,
y se inclina para contemplar 
el cielo y la tierra?

El levanta del polvo al desvalido, 
alza al pobre de su miseria.
para hacerlo sentar entre los nobles, 
entre los nobles de su pueblo.





Evangelio según San Juan 15,9-17.
Jesús dijo a sus discípulos: 
«Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 
Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 
Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.» 
Este es mi mandamiento: Amense los unos a los otros, como yo los he amado. 
No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. 
Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. 
Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre. 
No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá. 
Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.»




Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios. 

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares