Síguenos Inmobiliaria Milagros Fernandez + 58 04123605721


Instagram



Instagram


Save to Foursquare

Las empresas inmobiliarias tienen que ser capaces de anticiparse al comportamiento de sus clientes, adivinando sus necesidades, gustos y preferencias, sin tener que preguntárselos a ellos mismos. ...
Milagros Fernandez Gerencia de Negocios nos preocupamos de estos detalle...0212.4223247/04123605721

http://listado.tuinmueble.com.ve/inmuebles/_CustId_250363493


domingo, 7 de agosto de 2016

La fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.


Nuestra Señora de Milagrosa, Junquito

como las estrellas del cielo e incontable como la arena que está a la orilla del mar.

Nuestra Divina Pastora, Barquisimento



Carta a los Hebreos 11,1-2.8-19. 
Hermanos: 
La fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven. 
Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación. 
Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de Dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber a dónde iba. 
Por la fe, vivió como extranjero en la Tierra prometida, habitando en carpas, lo mismo que Isaac y Jacob, herederos con él de la misma promesa. 
Porque Abraham esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. 
También por la fe, Sara recibió el poder de concebir, a pesar de su edad avanzada, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía. 
Y por eso, de un solo hombre, y de un hombre ya cercano a la muerte, nació una descendencia numerosa como las estrellas del cielo e inc
ontable en la fe, contable como la arena que está a la orilla del mar. 
Todos ellos murieron alcanzar el cumplimiento de las promesas: las vieron y las saludaron de lejos, reconociendo que eran extranjeros y peregrinos en la tierra. 
Los que hablan así demuestran claramente que buscan una patria; 
y si hubieran pensado en aquella de la que habían salido, habrían tenido oportunidad de regresar. 
Pero aspiraban a una patria mejor, nada menos que la celestial. Por eso, Dios no se avergüenza de llamarse "su Dios" y, de hecho, les ha preparado una Ciudad. 
Por la fe, Abraham, cuando fue puesto a prueba, presentó a Isaac como ofrenda: él ofrecía a su hijo único, al heredero de las promesas, 
a aquel de quien se había anunciado: De Isaac nacerá la descendencia que llevará tu nombre. 
Y lo ofreció, porque pensaba que Dios tenía poder, aun para resucitar a los muertos. Por eso recuperó a su hijo, y esto fue como un símbolo. 



Follow Us


Facebook Twitter Google+ Addthis LinkedIn Pinterest
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Divina Misericordia...lo importante es creer DIOS ESTA CON NOSOTROS

Venezuela es Divina Pastora Hoy

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

Evangelio según San Mateo  5,1-12. A l ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron...